Grecia se plantea otro rescate a sus bancos

Grecia, el país del mayor rescate en la historia financiera mundial en su día, ¡está de vuelta otra vez! El sistema bancario griego se debilita, y no tiene reservas para resistir nuevas crisis. La deuda pública total es de 316 mil millones de euros, alrededor del 180% del PIB. Triplica el máximo estándar en la UE que es del 60%.
La diferencia ahora es que la mayor parte de la deuda se debe ahora a otros gobiernos de la eurozona, en lugar de a los bancos privados, y el plazo de devolución se ha alargado muchas décadas.

El último plazo del rescate anterior se termina en diciembre

Grecia recibirá un préstamo final de € 15 mil millones para los últimos dos meses del programa. Después de eso, una extensión de 10 años para préstamos otorgados durante rescates anteriores y un aplazamiento de 10 años para intereses y amortización. Le quedarán 24,1 mil millones de euros en efectivo para cubrir las necesidades financieras del Estado para los próximos 22 meses.

El Rescate de Grecia no funciona
El Rescate de Grecia no funciona: préstamos incobrables de los bancos griegos

El país seguirá siendo vigilado por las instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional (Troika), que supervisará sus cuentas y se asegurará que continúan los recortes impuestos.

¿Cómo evoluciona la economía en Grecia desde el rescate?

El desempleo aún se mantiene en el 19,5% de la población activa, la más alta de Europa, y el Producto Interior Bruto es un 25 por ciento por debajo de lo que era hace una década. El sistema financiero sigue con los bancos llenos de préstamos incobrables. Cientos de miles de griegos han emigrado. Los niveles de pobreza alcanzan proporciones inaceptables y aumenta el sentimiento de rechazo hacia las instituciones de la UE y otros estados miembros sobre su gestión de la crisis.

¿Se acabó la austeridad?

No. El país aún está a años de poder volver a vender nueva deuda en el mercado financiero; todavía debe sumas asombrosas a bancos, instituciones financieras y a otros países, que vigilarán y controlarán de cerca al gobierno de Atenas durante los próximos años. El país continuará bajo supervisión extranjera durante los próximos años y seguirá sujeto a duras medidas de austeridad, incluido un paquete aprobado por el Parlamento la semana pasada que incluye más Recortes de pensiones, aumentos de impuestos y privatización de activos estatales.

En palabras de la población griega: «¿Qué salida? Esta es una cadena perpetua«, «Impuestos, impuestos y más impuestos», dijo Giorgos Amanatidis, un jubilado de 67 años.

Cuando los ahorros de tu vecino veas mermar,

asegura los tuyos con oro y plata, lo vas a necesitar.

Fuentes:

https://www.nytimes.com/2018/06/19/business/economy/greece-europe-bailout.html

https://www.independent.co.uk/news/business/analysis-and-features/greece-bailout-ends-eu-what-now-greek-economy-a8499156.html

https://www.nytimes.com/2018/06/21/business/economy/greece-europe-bailout.html

https://www.nytimes.com/2018/07/31/business/greece-imf-bailout.html

https://seekingalpha.com/article/4210086-clash-sinking-eastern-mediterranean-titans

 

Referencias:

https://www.nytimes.com/interactive/2016/business/international/greece-debt-crisis-euro.html?module=inline

https://www.nytimes.com/2015/07/10/world/europe/greek-debt-talks.html?module=inline

Crisis del euro, inflación y caída de la productividad

La inflación es la ampliación de la masa monetaria, la creación de nuevo dinero. Todo el dinero de curso legal emitido tiene asociada una deuda equivalente más un interés. El régimen de dinero-deuda en el que vivimos tiene un ADN hiper-inflacionario: al ser menor la cantidad de dinero creado (haber) que la suma de todas las obligaciones de deuda (principal más intereses, debe), la única manera de que el sistema no colapse y se puedan seguir pagando las deudas al vencimiento, es que el ritmo del endeudamiento sea mayor que el de reposición (función exponencial), de manera que el sistema sólo puede crear una deuda mayor que la anterior para seguir adelante, hasta el día anterior a su colapso.

Esto sucedió en 2008 con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers. El sistema financiero está desde hace 10 años en estado de emergencia, de excepción. Los Bancos Centrales de todo el mundo han creado cantidades obscenas de dinero para mantener a flote las cuentas de bancos y gobiernos. Y el problema no se ha solucionado, sino que se ha agravado. Y es peor cada día que pasa.

En los próximos años van a nacer nuevas monedas por todo el mundo. Antes habrá inflación, subidas de precios, “corralitos”, bancos cerrados y problemas de suministro de bienes básicos por falta de medios de pago. En Europa vamos a volver a nuestras monedas nacionales anteriores al Euro. Al final lo importante será cuánto oro tiene cada persona y cuánto tiene cada país para respaldar el valor de su nueva moneda. Hay que comprar oro y guardarlo en un lugar seguro, accesible sin intermediarios.