¿Será peor que en 2008?

Desde la última crisis financiera en 2008 no se ha solucionado ninguna de las causas que la provocaron. Hace 9 años los Bancos Centrales fueron capaces de salvar la quiebra del sistema financiero internacional cargando sus balances… ¿será diferente esta vez?

¿Qué están haciendo los ejecutivos de las empresas mineras de oro y plata?

Comprar acciones de sus propias compañías. Saben que su precio está muy por debajo de su valor, y que las condiciones de la economía mundial son mucho peores de lo que se nos dice en los medios. Por ejemplo: los Bonos del Estado de Illinois en los EEUU han sido degradados a la calificación BBB, la inferior de las admitidas como inversión segura  por las Agencias S&P y Moody’s, que en sus informes hacen saber que el 40% de las facturas del presupuesto están impagadas.

Y pensarás ¿y a mi qué me importa Illinois? La degradación de los Bonos del Estado de Illinois marca una nueva forma de ver las cosas: los Estados pueden NO ser solventes. Hasta ahora, los bonos estatales siempre habían recibido la mayor calificación, al ser capaces de recaudar impuestos. Ahora, los Estados pueden caer.

Los inversores institucionales como fondos de pensiones, fondos soberanos, etc. están regulados por una normativa que les prohibe invertir en instrumentos financieros calificados por debajo de cierto grado de calidad en las Agencias de calificación de riesgo crediticio, S&P, Moodys y Fitz.

Estas intituciones, que son las que gestionan nuestros ahorros y nuestros fondos de pensiones, tendrán que hacer balance y deshacerse de estos activos degradados, generando pérdidas que asumiremos nosotros, como siempre.

¿Qué consecuencias tiene que la deuda de un Estado deje de ser calificada como segura para inversión institucional?

Los bancos van a sufrir problemas de liquidez y solvencia. El Fondo de inversión XLF que recoge la evolución del sector financiero (la de los bancos) está formando un patrón claramente bajista en el último medio año que indica que crisis financiera inminente.

Si éste indice es bajista significa que los grandes bancos tienen pérdidas. Y esta vez, al contrario que en 2008, los Bancos Centrales no disponen de balances saneados para soportar el rescate del sector.

¿Será peor que en 2008?

Hay señales de que la réplica de la crisis financiera de 2008 está a la vuelta de la esquina.

La actividad económica real no se ha recuperado de la última crisis y no se ha conseguido sanear el sistema financiero, la deuda del Estado es ya superior al 100% del PIB y vemos cómo se repiten pautas que llevaron a la crisis del otoño de 2008.

El Banco Popular quiebra y el Banco Santander se queda con su balance, igual que JP-Morgan compró Bear & Stern la primavera de 2008 y en otoño cayó Lehman Brothers, desencadenante oficial de la crisis.

Veremos si el Capital necesario para sanearlo no lo terminamos poniendo los españoles vía impuestos.

¿Por qué esta demanda creciente de oro? ¿Qué pasa en España?

Se están construyendo nuevas instalaciones de almacenamiento seguro (cámaras acorazadas) porque la demanda de almacenamiento de oro físico para inversores de todo el mundo está creciendo rápidamente (Londres, Zurich, Nueva York, Singapur, Toronto…)
Es la prueba de que la demanda de oro para inversión está creciendo inexorablemente.

En España estamos tan nublados con los medios, que sesgan la información y obvian acontecimientos muy importantes, y estamos tan jodidos con nuestras vidas recortadas, paradas y desahuciadas que no tenemos ni tiempo ni ganas de buscar alternativas.
No nos lo ponen fácil, la propaganda es abrumadora.

Los mercados que determinan el precio del oro están obscenamente apalancados: se comercia anualmente más de 500 veces la producción mundial de oro. Por cada pieza de oro físico hay más de 500 contratos de propiedad diferentes.

Al tratarse de mercados en los que la oferta es ilimitada (los contratos de venta a futuros se crean a voluntad de los bancos creadores del mercado), si el precio del oro comienza a subir demasiado como para atraer más demanda, los bancos son capaces de sacar a la venta tantos contratos que no hay dinero suficiente en el mercado como para absorver la oferta, y los precios bajan.

Sin embargo…

Está aumentando significativamente el intercambio de papel por metal físico, y los días de expiración de opciones para entrega este mes de junio el oro consiguó mantener por sí mismo el precio, lo que es una señal de que hay dificultad para obtener metal físico por debajo de este precio.

Mucha gente se queda en el andén cuando el tren se pone en marcha.
Así funcionan los mercados alcistas, quieren llevar a la menor cantidad de gente posible. Cuando el oro alcance $1312/onza atraerá a más inversores y el oro despegará, para batir el mejor precio del año pasado ($1380/onza).


Fuentes:
KWN: James Turk – Gold Short Squeeze Developing As Next Financial Crisis Is Just Around The Corner
Bloomberg: S&P, Moody’s Downgrade Illinois to Near Junk, Lowest Ever for a U.S. State
ZeroHedge: Illinois Bond Spreads Explode As Market Pukes On Latest Batch Of Bad News