Grecia se plantea otro rescate a sus bancos

Grecia, el país del mayor rescate en la historia financiera mundial en su día, ¡está de vuelta otra vez! El sistema bancario griego se debilita, y no tiene reservas para resistir nuevas crisis. La deuda pública total es de 316 mil millones de euros, alrededor del 180% del PIB. Triplica el máximo estándar en la UE que es del 60%.
La diferencia ahora es que la mayor parte de la deuda se debe ahora a otros gobiernos de la eurozona, en lugar de a los bancos privados, y el plazo de devolución se ha alargado muchas décadas.

El último plazo del rescate anterior se termina en diciembre

Grecia recibirá un préstamo final de € 15 mil millones para los últimos dos meses del programa. Después de eso, una extensión de 10 años para préstamos otorgados durante rescates anteriores y un aplazamiento de 10 años para intereses y amortización. Le quedarán 24,1 mil millones de euros en efectivo para cubrir las necesidades financieras del Estado para los próximos 22 meses.

El Rescate de Grecia no funciona
El Rescate de Grecia no funciona: préstamos incobrables de los bancos griegos

El país seguirá siendo vigilado por las instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional (Troika), que supervisará sus cuentas y se asegurará que continúan los recortes impuestos.

¿Cómo evoluciona la economía en Grecia desde el rescate?

El desempleo aún se mantiene en el 19,5% de la población activa, la más alta de Europa, y el Producto Interior Bruto es un 25 por ciento por debajo de lo que era hace una década. El sistema financiero sigue con los bancos llenos de préstamos incobrables. Cientos de miles de griegos han emigrado. Los niveles de pobreza alcanzan proporciones inaceptables y aumenta el sentimiento de rechazo hacia las instituciones de la UE y otros estados miembros sobre su gestión de la crisis.

¿Se acabó la austeridad?

No. El país aún está a años de poder volver a vender nueva deuda en el mercado financiero; todavía debe sumas asombrosas a bancos, instituciones financieras y a otros países, que vigilarán y controlarán de cerca al gobierno de Atenas durante los próximos años. El país continuará bajo supervisión extranjera durante los próximos años y seguirá sujeto a duras medidas de austeridad, incluido un paquete aprobado por el Parlamento la semana pasada que incluye más Recortes de pensiones, aumentos de impuestos y privatización de activos estatales.

En palabras de la población griega: «¿Qué salida? Esta es una cadena perpetua«, «Impuestos, impuestos y más impuestos», dijo Giorgos Amanatidis, un jubilado de 67 años.

Cuando los ahorros de tu vecino veas mermar,

asegura los tuyos con oro y plata, lo vas a necesitar.

Fuentes:

https://www.nytimes.com/2018/06/19/business/economy/greece-europe-bailout.html

https://www.independent.co.uk/news/business/analysis-and-features/greece-bailout-ends-eu-what-now-greek-economy-a8499156.html

https://www.nytimes.com/2018/06/21/business/economy/greece-europe-bailout.html

https://www.nytimes.com/2018/07/31/business/greece-imf-bailout.html

https://seekingalpha.com/article/4210086-clash-sinking-eastern-mediterranean-titans

 

Referencias:

https://www.nytimes.com/interactive/2016/business/international/greece-debt-crisis-euro.html?module=inline

https://www.nytimes.com/2015/07/10/world/europe/greek-debt-talks.html?module=inline

Crisis del euro, inflación y caída de la productividad

La inflación es la ampliación de la masa monetaria, la creación de nuevo dinero. Todo el dinero de curso legal emitido tiene asociada una deuda equivalente más un interés. El régimen de dinero-deuda en el que vivimos tiene un ADN hiper-inflacionario: al ser menor la cantidad de dinero creado (haber) que la suma de todas las obligaciones de deuda (principal más intereses, debe), la única manera de que el sistema no colapse y se puedan seguir pagando las deudas al vencimiento, es que el ritmo del endeudamiento sea mayor que el de reposición (función exponencial), de manera que el sistema sólo puede crear una deuda mayor que la anterior para seguir adelante, hasta el día anterior a su colapso.

Esto sucedió en 2008 con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers. El sistema financiero está desde hace 10 años en estado de emergencia, de excepción. Los Bancos Centrales de todo el mundo han creado cantidades obscenas de dinero para mantener a flote las cuentas de bancos y gobiernos. Y el problema no se ha solucionado, sino que se ha agravado. Y es peor cada día que pasa.

En los próximos años van a nacer nuevas monedas por todo el mundo. Antes habrá inflación, subidas de precios, “corralitos”, bancos cerrados y problemas de suministro de bienes básicos por falta de medios de pago. En Europa vamos a volver a nuestras monedas nacionales anteriores al Euro. Al final lo importante será cuánto oro tiene cada persona y cuánto tiene cada país para respaldar el valor de su nueva moneda. Hay que comprar oro y guardarlo en un lugar seguro, accesible sin intermediarios.

Tus ahorros en peligro

Los países emergentes sufren primero

La depreciación de las divisas de los denominados países de economías emergentes no es una enfermedad contagiosa. Los ahorros denominados en sus monedas están perdiendo valor. Durante los últimos 10 años de política monetaria de tipos de interés bajos (incluso negativos en Alemania, Japón, Suiza, etc.) han resultado en que la deuda global casi se ha doblado, hasta los 250 billones (con b) de dólares. Las recientes subidas de interés de la FED y el anuncio de la retirada de las medidas de expansión cuantitativa del BCE prevista para este otoño, impiden la refinanciación de deudas. Habrá quiebras bancarias y otra crisis de la Deuda Soberana, que se llevarán por delante los ahorros de mucha gente.

La crisis llegará a España

Los bancos españoles han invertido o prestado cantidades indecentes de dinero en Turquía (más de 80.000 millones). Italia también. Más de lo que dedicamos al ahorro los españoles en un año.

El Gobierno italiano ha solicitado ayuda especial al BCE.

Ewald Nowotny desde el BCE responde que la situación italiana no retrasará la progresiva retirada de las medidas de estímulo cuantitativo ni las subidas de tasas de interés. Es un pulso similar al del BREXIT: el primero que ceda, pierde. En este caso Italia no es como Grecia: su peso económico en la UE y el balance de pagos estratosféricamente negativo en el sistema Target2 (más de 400.000 millones) lo colocan en posición de negociar, en lugar de verse obligado a obedecer. Si Italia se va del euro, el euro desaparece de la noche a a mañana.

Turquía sólo es como una gota en el océano de las finanzas mundiales, pero no es la única moneda nacional que se ha devaluado gravemente este año. Es una oleada de países con problemas: Argentina, Sudáfrica, Brasil, Indonesia, India, Rusia y China sufren también la devaluación de sus monedas frente al dólar norteamericano. Si alguien piensa que esta crisis monetaria no afectará al euro está equivocado: el BCE está indefenso, no podría hacer frente a las pérdidas de todos los bancos insolventes.

Los ahorros en oro: 100% imprescindibles

El precio del oro también está bajo, en mínimos del año, lo que es una oportunidad para comprar. Es posible que no veamos de nuevo esta oportunidad. Si tienes ahorros que proteger, el momento es ahora. Cuando la cadena de quiebras fuerce a actuar al BCE, se imprimirán tantos euros, tantos dólares, y tantos yenes que la inflación se verá reflejada en todo el mundo, y el precio del oro batirá records hoy inimaginables, tal como ya está en máximos históricos en dólares australianos, en Bolívares venezolanos, en Liras Turcas, en Rupias de India, en Rands sudafricanos, etc… Piensa.

Ahorros en Situación Crítica

Todos nuestros ahorros en peligro

La inestabilidad de la moneda turca pone en peligro al euro, y por tanto nuestros ahorros. El 40% de la deuda de los bancos turcos está denominada en euros. El BBVA tiene prestados allí 18.000 millones.

La lira turca se desploma y Turquía será incapaz de devolver sus préstamos en euros. Como sucedió en Grecia, Chipre…

El BCE de nuevo al rescate

El Banco Central Europeo (BCE) facilitará liquidez de emergencia a los bancos europeos en el caso de que el “contagio” les afecte. Pero en realidad el sistema financiero global está tan acoplado que no es una cuestión de si los bancos europeos se verán afectados, sino cuándo saldrá a la luz. Los bancos europeos son todos insolventes: sólo son capaces mantener la apariencia de solvencia porque se legisla para ocultar las pérdidas en “bancos malos” o financiarlas al 0% a 10 años.

No hemos aprendido nada

El problema de endeudamiento excesivo alcanzado con la burbuja inmobiliaria no se ha solucionado. El sistema financiero (los bancos y las cajas de ahorros) debió haber sido saneado, dejando que las diferencias entre valoraciones y valores de los inmuebles fueran ajustadas en el mercado. Eso hubiera provocado la quiebra de algunas entidades financieras y la caída del imperio de mentiras en el que se basa. Habrían arrestado a directivos, políticos…

Salida a bolsa de Bankia
Rodrigo Rato inaugura la sesión

De todos modos, las cajas más pequeñas (totalmente insolventes, inviables) fueron a parar (entregadas) a manos de las entidades bancarias más grandes, Caixabank, Santander o BBVA o fusionadas en otra como Bankia.

Y debió también haber ocurrido un gran debate nacional sobre la legislación causante de tal crisis. Y el origen está bien claro: al ser las mismas entidades las encargadas de resguardar los ahorros las que tienen la posibilidad de realizar inversiones en otras empresas y financiar, no con fondos propios, sino con pasivos a terceros (endeudándose). El Estado tuvo la excusa perfecta para socializar las pérdidas a costa de pasar de menos del 40% del PIB de endeudamiento del Estado en 2007 a más del 100%, 10 años después.

Protege tus ahorros

Y mientras la lira turca se desploma el precio del oro en esa moneda se dispara. Al final el oro es la referencia última contra la que van a competir todas las monedas fiduciarias.

Si tienes ahorros que proteger, el momento es ahora. Compra oro y guárdalo tú mismo de manera segura, donde puedas tener acceso a él sin intermediarios, fuera del sistema bancario.